Las 10 funciones más importantes de un líder

Las 10 funciones más importantes de un líder

0 15289
Un buen líder es aquel que motiva a su equipo y lo tiene en cuenta a la hora de tomar decisiones.jpg
Un buen líder es aquel que motiva a su equipo y lo tiene en cuenta a la hora de tomar decisiones.jpg

Las funciones de un líder dependen del tipo de grupo que deben dirigir y coordinar. También depende del tipo de estructura y del objetivo común de la organización. Los líderes políticos, sociales o religiones tienen diferentes formas de actuar. No obstante son caracterizados por llevar a cabo 10 funciones principales que toda persona en cualquier lugar puede instaurar para convertirse en un buen líder.

 

¿Qué es un líder?

Funciones destacadas de un buen líder
Funciones destacadas de un buen líder

Incluso en el nivel más básico existe un líder para dirigir a otro. Pero, ¿qué convierte a alguien en líder? ¿Cuáles son sus funciones y objetivos personales? ¿Puede cualquier persona llegar a ser un líder?

 

Pues bien, un líder es una persona que tiene una visión, un impulso y un compromiso para alcanzar esa visión u objetivo.

 

También cuenta con las habilidades para que suceda y si no las tienes las busca, aprende o se ayuda de otras personas. Se caracteriza por varios factores:

 

  • Tiene integridad. La gente tiene que creer que estás persiguiendo un sueño porque es lo correcto para ti, no porque tu ego te esté conduciendo.
  • Es una persona individual. Entiende la diferencia de ser único y ser capaz de tener las habilidades necesarias para alcanzar un objetivo.
  • Es positivo. Un líder anima y recompensa a las personas para que persigan lo que quieren y lo hagan de la forma correcta. No es una persona negativa, y no pierde tiempo ni esfuerzo contándole lo que hacen mal.

 

Un líder está en continuo movimiento. Se informa de los cambios y actúa para conseguir sus objetivos. No espera que las cosas sucedan por sí mismas, hace lo posible por que sucedan.

 

Las 10 funciones más importantes de un líder

 

1. Elige los objetivos más significativos para la empresa

El líder también tiene la capacidad de planificar. Él decide las estrategias y la forma de actuar para alcanzar el objetivo del grupo, aunque también tiene en cuenta las opiniones de sus empleados. El líder decide el objetivo significativo y luego se lo presenta a sus empleados teniendo en cuenta las diferentes propuestas.

 

Un líder elige los objetivos más importantes y los coordina
Un líder elige los objetivos más importantes y los coordina

 

Planea el trabajo así como la manera de que el objetivo del grupo pueda ser alcanzado a través de unos pasos emprendidos en el presente y también en el futuro. De esta forma, su planificación puede producirse durante un determinado periodo o prolongarse en el tiempo.

 

A menudo el plan es dibujado de tal manera que la ejecución de las partes llevaría en última instancia al logro del objetivo del grupo.

 

Además, cada grupo tiene problemas pertenecientes a aspectos sociales, políticos, religiosos o económicos. Por esto, un líder debe tener siempre reservado un plan de emergencia, de salida ante las posibles amenazas externas que puedan presentarse.

 

Muchas veces los líderes son las únicas personas que conocen al completo los detalles del plan que se va a adoptar para conseguir el objetivo de grupo. Los miembros de la organización conocen los fragmentos del plan que tienen que ejecutar. 

 

2. Coordina y re-estructura las actividades

El líder tiene una función muy importante, la de coordinar las actividades del grupo. Así que el líder en calidad de ejecutivo ayuda a realizar el trabajo o las actividades asignándoselas a los miembros más especializados.

 

Confía en sus empleados e incluso participa de manera activa y cooperativa en sus tareas. Por esto a veces se ve involucrado en cada actividad del grupo o de los diferentes sectores. Esta situación puede fomentar que los miembros que comparten responsabilidades trabajen de forma conjunta ayudando a su desarrollo personal y al trabajo en equipo. Suele ser una característica muy valorada en las organizaciones.

 

 3. Ayuda a interpretar los eventos

Sucedan cosas buenas o cosas malas para la empresa, su futuro o su desarrollo; el líder siempre estará involucrado en ayudar a interpretar la mejor salida o estrategia. El líder se compromete a reunirse y a ayudar al consejo superior de la administración de su empresa para que entre todos busquen las mejores alternativas al evento que se presenta.

 

El líder ayuda a sus empleados y ellos a él, es una relación de compromiso mutuo
El líder ayuda a sus empleados y ellos a él, es una relación de compromiso mutuo

 

Conoce las funciones de cada uno de sus empleados por lo que sabe que ellos mejor que ninguna otra persona podrán ayudarle a generar la mejor estrategia posible. Entre todos crean una marca, una entidad colectiva con un valor, por lo que sabe que todos trabajarán por encontrar la mejor solución a esa situación; ya sea una expansión o mejora o la respuesta a un problema.

 

4. Elige una política cooperativa

Una función muy importante del líder de cualquier grupo social es planificar los objetivos del grupo y la política. Los líderes pueden planificar por sí mismos la política o los objetivos o pueden seguir la política u objetivos de otras fuentes y después intentar establecerlas en su grupo. No obstante, en todo momento su objetivo principal es que sus empleados se encuentren contentos con su puesto de trabajo y cooperen los unos con los otros creando una marca empresarial.

 

Por ello incentiva el cooperativismo, el trabajo en equipo y el crecimiento dentro la propia empresa.

 

5. Facilita el aprendizaje y el crecimiento en la empresa

Los líderes son vistos generalmente como las  principales fuentes de información, de habilidades o de conocimiento. Por lo tanto, debe ser una persona autosuficiente. En muchos grupos informales, a menudo las personas demuestran los mejores conocimientos técnicos y habilidades para llegar a ser líderes.

 

Un buen líder fomenta el aprendizaje y el crecimiento empresarial
Un buen líder fomenta el aprendizaje y el crecimiento empresarial

 

En toda organización un buen líder debe estimular un aprendizaje y desarrollo personal constante para que sus empleados se sientan motivados e importantes. Por ello se organizan actividades y se proponen objetivos a alcanzar, para que todos juntos trabajen hasta alcanzarlos.

 

6. Crea una fuerza colectiva

En el caso de los grupos grandes se vuelve imposible llegar a un acuerdo conjunto de todos los miembros Y, aún se vuelve más complicado intentar que este conjunto de personas llegue a un acuerdo con un grupo externo. Por ello, el líder asume el rol de representante del grupo en las relaciones externas. Toda la comunicación entra y sale de la organización a través del líder.

 

Además, la unidad del grupo se ve mejorada cuando todos en conjunto forman una entidad colectiva representada a través de su líder. Todos comparten la filosofía de la empresa y todos y cada uno de ellos son importantes para su buen desarrollo.

 

7. Promueve la justicia y la moralidad social dentro y fuera de su empresa

Un buen líder respeta a cada uno de sus empleados independientemente de su religión, entidad social o filosofía política. Cada uno de los miembros de su organización son necesarios para que ésta funcione correctamente.

 

Cada pieza de la organización es una parte fundamental de la Responsabilidad Social Corporativa
Cada pieza de la organización es una parte fundamental de la Responsabilidad Social Corporativa

 

Promueve la justicia y la moral social desempeñando un tiempo y un dinero a entidades sociales o a la Responsabilidad Social Corporativa. Ayuda a los países subdesarrollados, a minorías étnicas o a alguna causa que le interese a la empresa en particular. También puede tener en cuenta la opinión de los empleados para destinar una cuantía económica a una causa benéfica que todos compartan.

 

8. Recompensa el esfuerzo

Los miembros del grupo perciben al líder como el que tiene el poder para destinar las recompensas y premios. Esto le da la capacidad de ejercer control por encima de los miembros del grupo. No obstante, un buen líder actúa de forma consecuente con sus acciones.

 

Premia y refuerza el trabajo bien hecho y los objetivos conseguidos para ayudar a que sus empleados estén cada día más motivados.

 

9. Actúa como mediador

Si aparece algún conflicto o discusión dentro del grupo, el líder actúa como mediador para intentar solucionarlos. A veces actúa como mediador dejando que ambas partes expongan sus argumentos y lleguen  a un acuerdo por sí solas, pero otras veces actúa como árbitro dictaminando la forma o la dirección en la que se resuelve el conflicto.

 

Fomenta la mediación y el buen ambiente laboral
Fomenta la mediación y el buen ambiente laboral

 

No obstante, su función principal es la de establecer un buen ambiente laboral y unas buenas relaciones, por lo que se encarga de reducir las tensiones y restablecer la armonía.

 

10. Obtiene los recursos y el soporte necesario

Se encarga del buen funcionamiento de la empresa y de que sea vista como una marca representativa. Fomenta la obtención de recursos y el soporte para tener apoyo en todo momento. Se informa y está al día de las diferentes situaciones del mundo para poder gestionar su empresa de la forma más eficaz y eficiente posible.

Los empleados tienen grandes expectativas de futuro debido a los recursos y soporte empresarial
Los empleados tienen grandes expectativas de futuro debido a los recursos y soporte empresarial

 

Un líder tiene sueños. Rechaza a cualquier persona que le niegue o le limite alcanzar esos sueños. Son realistas, pero implacables. Son amables, pero insistentes. Constante y consistentemente persiguen su sueño hasta conseguir su objetivo. Todo el mundo puede ser un líder. Lo serás cuando algo te importe lo suficiente como para convertirte en uno.

 

Resumen
Un líder es aquella persona que tiene un objetivo, siente un impulso y está comprometido con alcanzarlo.

Son personas optimistas que contagian su energía y vitalidad a sus empleados. No tienen en cuenta los fracasos y son persistentes para alcanzar sus éxitos. Las 10 funciones principales que los caracteriza son:

  1. Eligen los objetivos más significativos.
  2. Coordinan las actividades.
  3. Ayudan a interpretar los eventos.
  4. Elige una política empresarial cooperativa.
  5. Facilita el aprendizaje y crecimiento.
  6. Crea una fuerza colectiva.
  7. Promueve la Responsabilidad Social Corporativa.
  8. Recompensa el esfuerzo.
  9. Actúa como mediador o árbitro.
  10. Obtiene los recursos necesarios para su empresa.

Es una persona proactiva que conoce a sus empleados y se involucra totalmente en las acciones de la empresa. Quiere lo mejor para su desarrollo y el de los demás.

 

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta