Computación en la nube: ventajas y desventajas

Computación en la nube: ventajas y desventajas

0 13474

Conoce las principales ventajas y desventajas de la computación en la nube y aprende a reducir los riesgos de la información que compartes en Internet, porque la nube seguirá creciendo.

Te permite enviar correos electrónicos, publicar tu actualización de estado en Facebook, respaldar las fotografías de tu smartphone o crear una presentación en Prezi. Forma parte de la mayoría de los servicios que utilizas a diario en Internet así te conectes desde una computadora, un teléfono inteligente, una tableta o incluso desde un reloj. Sí, hablamos de la computación en la nube, y su futuro está por ponerse más interesante.

El origen de la nube

Computacion en la nube mobile

“La computación en la nube se refiere tanto a las aplicaciones entregadas como servicio a través de Internet, como el hardware o el software de los centros de datos que proporcionan estos servicios”, define el RAD Lab de la Universidad de Berkeley.

De esta forma, al guardar un archivo en Dropbox o ver una película en Netflix estás utilizando la nube, una metáfora creada por el marketing para mencionar ese lugar abstracto y remoto a donde se suben y bajan los archivos de Internet.

Fue por el año 2010 cuando los blogs de Internet y algunos sitios especializados comenzaron a escribir largas entradas para tratar de definir a una tecnología que comenzaba a reclamar protagonismo en el mundo de la web.

Sin embargo, las primeras aplicaciones de esta tecnología aparecieron a finales de la década de los 90 con empresas como Salesforce, que creó un sistema de uso de programas empresariales desde un sitio web, o Amazon, que en 2002 inauguró sus Web Services, que se mantienen a la fecha como un conjunto de soluciones virtuales.

Ventajas y desventajas

La nube muchos beneficios, pero hay que ser precavidos.
La nube muchos beneficios, pero hay que ser precavidos.

Todas las tecnologías vienen acompañadas de beneficios, pero también de desventajas. “Una de las críticas más negativas a la nube es la relativa seguridad y el control de datos”, señala el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina en su estudio Computación en la Nube, desafío y oportunidad en la sociedad conectada.

Por otro lado, la nube “puede ser incluso más segura que un centro de datos tradicional. Casos como el robo de equipos o incendios son un problema si los datos están en la nube”, reflexiona el CET.LA.

Ventajas

Entre las principales ventajas de la computación en la nube se encuentran la fácil accesibilidad de esta tecnología, pues sólo se requiere una conexión a Internet para acceder a un amplio abanico de servicios, y pueden utilizarse desde computadoras o dispositivos móviles en cualquier lugar del mundo. La reducción de costes también es una ventaja muy competitiva, principalmente para las empresas, pues la renta de los servicios en la nube, desde almacenamiento hasta software en línea, abarata gastos.

Las cuentas de correo electrónico vienen con una cantidad definida de almacenamiento, que se expande según las necesidades de cada usuario. Así funcionan muchos servicios en la nube, que crecen en recursos de forma automática según la demanda, cualidad que no pueden presumir los sistemas de almacenamiento físicos.

La ventaja más útil de la computación en la nube es la recuperación rápida ante desastres. Un celular robado, un sobrecalentamiento o un café derramado sobre la laptop no son tan dolorosos si la información que guardaban estaba respaldada en la nube. Además, hacer copias continuas de seguridad aliviana las memorias con poca capacidad de computadoras y equipos móviles.

 

Desventajas

Los detractores de la computación en la nube alegan, y con justa razón, la dependencia que genera la computación en la nube a las empresas que proveen sus servicios. Esta centralización de las aplicaciones y almacenamiento de información en los servidores de alguien más no es muy atractiva para todos, y es una de las desventajas de la computación en la nube.

Además de esto, la privacidad es uno de los factores que más preocupaciones provoca sobre la computación en la nube. “La información sensible reside en un centro externo, por lo que podría generar un contexto de alta vulnerabilidad para la sustracción o robo de información”, señala CET.LA.

Si bien los servicios de pago ofrecen opciones de seguridad en sus servidores para mantener la información a salvo, son los servicios gratuitos los que más preocupan a los analistas. En este caso, no hablamos de la versión gratis de Dropbox, sino de Facebook o WhatsApp, que utilizan la computación en la nube para guardar la información de sus usuarios y que han sido protagonistas de varios casos de usuarios hackeados o de robo de datos.

La principal recomendación para reducir las desventajas de la computación en la nube es leer bien los términos y condiciones de los contratos antes de aceptar algún servicio, guardar las contraseñas en un lugar seguro, preferentemente en físico, y cambiarlas constantemente; y en el caso de las redes sociales, ser prudente con la información que compartes y limitar su visibilidad con tus contactos.

La nube es sólo el principio

La revolución digital tiene todavía un largo camino por recorrer. Infografía: CEPAL-ONU
La revolución digital tiene todavía un largo camino por recorrer.
Infografía: CEPAL-ONU

Los servicios ofrecidos por la computación en la nube van desde el Software como Servicio (SaaS, por sus siglas en inglés) con Google Docs como su ejemplo más conocido, hasta la Infraestructura como Servicio (Iaas) con Dropbox y OneDrive como ejemplos de infraestructuras rentadas a los usuarios. Las llamadas en Skype y WhatsApp también son parte de la computación en la nube, y los servicios de renta de banda ancha tienen igualmente su propia categoría dentro de esta industria.

Lo cierto es que con todos los beneficios que tiene escuchar una canción en streaming por medio de Spotify o acceder a todas tus fotos en cualquier lugar con Flickr, la computación en la nube es apenas la primera de una serie de tecnologías que ya comienzan a despegar en el mundo, como el Internet de las Cosas, el Big Data –Grandes Datos- y la Analítica de información.

“Para el año 2020 el cloud generará 50 mil millones de gigabytes de datos generados por 30 mil millones de dispositivos conectados a Internet de manera permanente. En total, la humanidad almacenará 35 zettabytes de datos en la nube”, pronostica el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina.

La nube seguirá creciendo

Y también lo harán las dudas sobre la seguridad.
Y también lo harán las dudas sobre la seguridad.

“Se espera que los ingresos de los servicios de nubes públicas -es decir, abiertas a cualquier suscriptor— en el mundo totalicen más de 200.000 millones de dólares en 2016”, pronostica CEPAL ONU. Europa Occidental y América del Norte prometen la mayor parte de las ganancias, pero, América Latina, China continental, Asia y el Pacífico serán las regiones con las tasas de crecimiento más altas de la computación en la nube.

América Latina generó 4 mil 700 millones de dólares en servicios en la nube en 2014 y se espera que la cifra aumente 60% para el 2016, para facturar así hasta 7 mil 600 millones de dólares.

Brasil lidera la bandera de crecimiento de los servicios de computación en la nube. En 2014 generó 2.7 miles de millones de dólares y espera obtener 4.4 miles de millones de dólares. México está en segundo lugar, con 1100 millones de dólares producidos en 2014 y la expectativa de obtener 1.8 miles de millones de dólares para el 2016.

Así, la computación en la nube continúa como uno de los sectores más prometedores de las Tecnologías de la Información. Su uso está pensado para el beneficio de las personas, pero conforme surjan más opciones para los usuarios, leer las letras chiquitas será cada vez más necesario.

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta