10 mitos sobre la resaca, ¡La #1 te impactará!

10 mitos sobre la resaca, ¡La #1 te impactará!

0 2770
mitos-sobre-la-resaca

Comencemos la cuenta regresiva:

10. La deshidratación causa resaca

mitos-sobre-la-resaca

Es verdad que te puedes deshidratar si consumes mucho alcohol. Tomar bebidas alcohólicas te hace orinar más, lo que sucesivamente te deshidrata. Sin embargo, no es la deshidratación lo que causa una resaca. Después de una noche de haber tomado alcohol, puedes tomarte unos vasos de agua e hidratarte completamente, igualmente te levantaras con un dolor de cabeza y posiblemente dolor de estómago.

Eso es porque muchos factores se combinan para crear una resaca, principalmente una caída del azúcar en la sangre, exceso de irritación estomacal, mala calidad del sueño.

Las personas te podrían decir que tomes mucha agua antes de tomar bebidas alcohólicas, por ejemplo, o alternar alcohol con agua. Si olvidas hacer eso, el consejo seria tomar un gran vaso de agua antes de dormir. Estar deshidratado podría causar dolores de cabeza y sensaciones de sed, pero esta no es la fuente de tu resaca.

9. Solos los consumidores excesivos tienen resaca

mitos-sobre-la-resaca

Un consumo excesivo de alcohol en un periodo de tiempo corto, es definitivamente una manera de casi garantizar una resaca al siguiente día. Sin embargo, ciertamente no tienes que hacer esto para experimentar una. De hecho, algunas personas pueden tener una resaca después de un solo trago, ¿cómo es esto posible?

Ya sea que tengas una resaca después de tomar depende de varios factores, incluyendo el tamaño de tu cuerpo y el sexo. El hombre promedio tendrá un poco de resaca después de consumir unos cinco a ocho tragos, mientras que las mujeres solo tendrán que consumir tres a cinco tragos para el mismo efecto.

En adición, tu etnicidad puede jugar un rol en cuan propenso eres a las resacas. Los japoneses, por ejemplo, tienden a desarrollar resacas después de unos pocos tragos porque sus cuerpos son genéticamente menos capaces de descomponer acetaldehído, el subproducto principal del alcohol. ¿Sufres de migrañas? Entonces probablemente seas más propenso a las resacas, como lo son aquellos que toman ciertos medicamentos que afectan las enzimas del hígado.

Irónicamente, aquellos que toman licor regularmente tienden menos a emborracharse o a sufrir de una resaca la mañana siguiente.

8. Las mujeres y los hombres tienen el mismo riesgo

mitos-sobre-la-resaca

Si eres mujer, ten cuidado. Tienes más posibilidades que un hombre de que te visite un gran dolor de cabeza y un dolor de estómago el día después de tomar alcohol, incluso si eres de la misma altura, tamaño y peso. ¿Cómo puede ser esto?

El cuerpo de los hombres contiene un mayor porcentaje de agua que el cuerpo de las mujeres, el cual ayuda a diluir cualquier alcohol que consuman. Los hombres también tienen más alcohol deshidrogenasa en sus cuerpos, una enzima que ayuda a metabolizar alcohol. Esto significa que los hombres son capaces de descomponer alcohol cuando aún está en su estómago – antes de que alcance su torrente sanguíneo y empiece a afectar su concentración de alcohol en la sangre.

¿Otro factor que contribuye? Las mujeres tienen un mayor porcentaje de grasa en sus cuerpos. Y la grasa no puede absorber alcohol. Finalmente, el cambio hormonal de las mujeres puede afectar su concentración de alcohol en la sangre. Estudios muestran que las mujeres mantendrán su grado de intoxicación más largo de lo normal si están tomando anticonceptivos y durante la semana antes de menstruar.

Todos estos factores combinados significan que una mujer casi siempre se intoxicará más que un hombre de tamaño similar, incluso si ella ingiere una cantidad más pequeña de alcohol.

7. El vino o la cerveza son más seguros

mitos-sobre-la-resaca

Muchas personas juran que es mejor tomar vino o cerveza que un licor fuerte.

Primero, puedes emborracharte con cualquier tipo de alcohol – vino, cerveza, licores fuertes y cocteles. No importa en qué orden los hayas consumido, solo importa la cantidad total de alcohol que hayas ingerido. Dicho esto, hay unas cosas para tener en mente:

El vino rojo tiene taninos, el cual puede causar que algunas personas desarrollen dolor de cabeza. Si ese eres tú, ingiriendo vino rojo en exceso, puede significar que tengas una resaca mucho más severa que si hubieses tomado tequila.

Ciertos tipos de licores fuertes también tienden a causar dolores de cabeza.

Si bien los cocteles dietéticos contienen menos calorías, el cual es buena para mantener la línea, mientras menos calorías tenga tu trago, más rápido entra el alcohol en tu sistema.

Si empiezas la noche tomando lo más fuerte, tus inhibidores decrecerán más rápido que si comenzaras con cerveza o una copa de vino, así que terminaras tomando más.

6. Ingerir comida absorberá un poco de alcohol

mitos-sobre-la-resaca

Si esto fuese cierto, que bien seria tomar todo lo que quieras y luego evitar cualquier efecto comiendo una rica hamburguesa. La comida puede definitivamente ayudar a prevenir una resaca. Pero tienes que comer ANTES de comenzar a tomar para que esto ocurra. Si has comido primero, tu estomago estará ocupado digiriendo tu comida.

Comidas grasas como pizza toman el mayor tiempo para digerir y estas son tu mejor decisión. Cualquier alcohol que ingieras llegará a tu sangre de forma más lenta. Esto significa que tienes que tomar alcohol por un tiempo más largo para emborracharte y desarrollar una resaca.

5. El Tylenol reducirá la resaca

mitos-sobre-la-resaca

Existen dos errores en esta creencia común. Primero, nunca debes tomar acetaminofén cuando has estado tomando. El acetaminofén es un medicamento de alivio del dolor que es procesado por tu hígado – el mismo órgano responsable de metabolizar cualquier alcohol que consumas. Después de una gran jornada de ingesta de alcohol, cualquier acetaminofén que tomes es procesado por una vía metabólica diferente, que se puede intoxicar.

Puedes experimentar inflamación del hígado, hinchazón o incluso daño permanente. Es mejor tomar aspirina o ibuprofeno. Pero no lo tomes justo después de tomar alcohol. Ese es el segundo error. Cuando tomas uno de esos medicamentos, proveen el mayor alivio en las próximas pocas horas, donde posiblemente te hayas dormido y no sientas ningún dolor. Mucho mejor tomar el medicamento por la mañana, los cuales combatirán tanto el dolor de cabeza como cualquier inflamación en tu cuerpo.

4. Una ducha fría o un café te aliviaran

mitos-sobre-la-resaca

Tomaste mucho anoche. Estas cansado y con resaca y no te puedes levantar de cama. Pero es momento de seguir, tienes que ir a algún lado. Uno de tus amigos comienza a preparar café mientras el otro abre la ducha. Sin pensarlo mucho te metes a la ducha por unos minutos y al salir tomas una taza de café. Esto seguramente te quitará la resaca.

Es verdad que una ducha fría y un café caliente pueden mejorar un poco las cosas, pero ninguna curará esa resaca. Eso solo pasará una vez que todo el alcohol esté fuera de tu sistema y tu cuerpo se “resetee”.

3. El “pelo de perro” eliminará tu dolor

mitos-sobre-la-resaca

En tiempos medievales, la gente creía que si eran mordidas por un perro rabioso, eran curados si tomaban algo de pelo de dicho canino y lo aplicaban en la herida. Por este tiempo, la gente también comenzó a profesar que si sufrías de una resaca, podías curarla si bebías un poco más de alcohol – tomando parte de lo que se decía del pelo de perro.

Desafortunadamente, esta creencia es imprecisa. Es verdad que si tomas un poco de alcohol la mañana siguiente después de tomar, no tendrás una resaca – no enseguida, al menos. Las resacas comienzan a golpear la puerta cuando tu nivel de alcohol en la sangre comienza a caer; el dolor es el peor cuando no hay nada de alcohol en tu sistema. Así que si tomas un poco más, subirás ese nivel y te adelantaras a la resaca.

Pero en algún punto tendrás que dejar de tomar. El nivel de alcohol en tu sangre caerá, y la resaca llegará. En vez de seguir tomando alcohol, mejor servirse un poco de agua o una bebida deportiva, esta última con la intención de ayudarte a recolocar los electrolitos y a hidratarte.

2. Remedios herbales curan las resacas

mitos-sobre-la-resaca

Su premisa suena atractiva. Solo pon una de estas pastillas en tu boca, o disuelve la tableta en agua, y prevendrás o curarás la resaca. Estos recursos típicamente contienen ingredientes naturales los cuales los fabricantes afirman que impedirán las resacas.

Pero investigadores dicen que ninguno de estos remedios que han sido estudiados son efectivos; como mucho combaten solo una porción de tu resaca. Así que si estas tratando de evitar una resaca o de ayudar a tu cuerpo a recolocarlos nutrientes perdidos por el consumo excesivo de alcohol, podría ser mejor que simplemente tomes multivitamínicos.

1. Las resacas no son una gran cosa

mitos-sobre-la-resaca

El 50% de los americanos dicen que han ido a trabajar con resaca, de acuerdo a un estudio por Blowfish for Hangovers. Eso es mucha gente. Así que eso debe significar que tener una es típico, y no es una gran cosa.

 Cuando desarrollas una resaca, tu cuerpo llora pidiendo ayuda. Básicamente, lo has contaminado con mucho alcohol. ¿Ese dolor de cabeza punzante? Es el alcohol perturbando tu sistema nervioso central y los químicos cerebrales. ¿Tu dolor de estómago? El alcohol ha irritado e inflamado el revestimiento de tu intestino. Claro, te puedes recuperar rápidamente. Pero el asunto es que hacerlo en exceso siempre es riesgoso.

Si tomas mucho alcohol, puedes desarrollar envenenamiento por alcohol y caer en un estupor, desarrollar convulsiones o comenzar a respirar con dificultad. Incluso puedes morir.

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta