¿Qué es un terremoto y cómo se forma?

¿Qué es un terremoto y cómo se forma?

0 13179
Los terremotos como el de Beichuan, China, destrozan todo lo que se encuentra alrededor del punto central.

Definición principal 

Un terremoto sucede cuando, de repente, dos placas tectónicas se deslizan una sobre la otra. La superficie por la que se deslizan es llamada la falla o el plano de la falla. El lugar que se encuentra por debajo de la superficie de la tierra donde sucede el terremoto, se conoce como hipocentro, y su localización directa en la superficie de la tierra es conocida como epicentro.

 

A veces un terremoto va precedido de temblores iniciales. Estos son terremotos más pequeños que suceden en el mismo lugar donde se va a producir el terremoto más fuerte.

 

Los científicos no pueden predecir que vaya a suceder por lo que no saben avisar a la población. El terremoto principal, el más fuerte, suele ir seguido de réplicas. Estos temblores suelen ser más pequeños y suceden después de que se haya producido el terremoto principal. Dependiendo del tamaño del sismo, las réplicas posteriores pueden continuar durante semanas, meses e ¡incluso años!

 

Causas principales de los terremotos

En primer lugar, pueden estar unidos a erupciones volcánicas; de hecho son muy comunes en áreas de actividad volcánica, pudiendo acompañar o seguir a las erupciones.

En segundo lugar, pueden estar asociados a los movimientos de la actividad tectónica, a los márgenes de las placas y las fallas. La mayoría de los terremotos que suceden suelen ir asociados con este tipo.

 

Terminología

Un terremoto puede ser comparado con el efecto que se observa al tirar una piedra al agua. Después de que la piedra golpee el agua una serie de ondas concéntricas se moverán hacia fuera desde el centro. Esto mismo sucede en un terremoto. Hay un movimiento rápido dentro de la corteza, en el manto, por lo que ondas sísmicas concéntricas se mueven desde ese punto.

 

Infografía de las diferentes partes involucradas durante un terremoto
Infografia de las diferentes partes involucradas durante un terremoto

 

Los geólogos y geógrafos llaman al origen del terremoto el foco. A menudo se produce en un lugar muy profundo, lejano de la superficie, dificultando su rastreo. Por esto, la mayoría de las veces la localización del terremoto está marcada por el punto de la superficie terrestre donde se origina directamente. Este punto como antes mencioné, se llama el epicentro.

 

La fuerza, o magnitud de los choques de onda determina la extensión del daño causado. Existen dos escalas principales para definir la fuerza, la Escala Mercalli y la Escala Richter.

 

Los terremotos son eventos en tres dimensiones, su ondas se mueven hacia fuera del foco, pero pueden viajar tanto en el plano vertical como horizontal. Esto provoca tipos diferentes de ondas, que tienes sus propias características distintivas y que solo se pueden mover siguiendo ciertas leyes de la Tierra. Echemos un vistazo a estos tres tipos de ondas sísmicas

 

Tipos de ondas sísmicas

Cada una de las ondas sismicas tiene una forma diferente de expansion
Cada una de las ondas sismicas tiene una forma diferente de expansion

 

Ondas-P

Las Ondas primarias (Ondas-P) son idénticas en sus características a las ondas del sonido. Tienen alta frecuencia, una longitud de onda corta y son longitudinales, pudiendo pasar a través de los sólidos y líquidos. El suelo se ve obligado a desplazarse hacia delante y hacia atrás a medida que se comprime y descomprime. Esto produce pequeños desplazamientos en el suelo. Las Ondas P pueden reflejarse y refractarse, e incluso bajo ciertas circunstancias pueden convertirse en las Ondas S.

 

Ondas-S

Las Ondas secundarias (Ondas-S) viajan más despacio que las Ondas-, llegando a su destino después de éstas. Como las Ondas-P tienen una frecuencia alta, longitud de onda corta, pero en lugar de ser longitudinales son transversales. Se mueven en todas las direcciones fuera de su fuente, son rápidas dependiendo de la densidad de las rocas a través de las que se mueven. No se pueden mover a través de los líquidos.

 

En la superficie de la Tierra las Ondas-S son responsables de los desplazamientos de muros y vallas, dejándolos en forma de S.

 

Ondas Superficiales

Las ondas superficiales propagan la energía por la superficie terrestre, siendo generadas por la interacción entre las ondas del cuerpo de la Tierra con la estructura interna. Se clasifican en dos tipos, las R y las L.

 

Las ondas R, de Rayleigh tienen un periodo de propagación largo y producen movimiento de partículas elíptico-longitudinal sobre el plano vertical. Además, se mueven de manera constante, en dirección contraria a la propagación de la energía. Se podrían comparar con las ondas que se producen en la superficie del mar.

 

Por su parte, las ondas L, de Love son más rápidas por lo que llegan antes a la superficie que las Rayleigh. Su amplitud al igual que las anteriores, decrece rápidamente cuanta mayor profundidad exista. Se podrían considerar las ondas S de la superficie de la Tierra.

 

Las ondas superficiales en conjunto con los efectos secundarios como el corrimiento de tierras, fuegos o un tsunami, pueden ocasionar una pérdida de 10.000 vidas y unos daños económicos de aproximadamente $100 millones por año.

 

 ¿Cómo se forman los diferentes tipos de terremotos?

Terremotos tectónicos

Los terremotos tectónicos se activan cuando la corteza queda sometida a tensión, moviéndose finalmente. La teoría de las placas tectónicas explica cómo la corteza de la Tierra está formada por varias placas, áreas grandes de corteza que flotan en el Manto. Desde que estas placas se encuentran libres para moverse lentamente, pueden ir a la deriva, alejarse entre ellas o deslizarse una sobre la otra. Muchos de los terremotos son localizados en áreas donde las placas colisionan o intentan deslizarse una sobre la otra.

 

El choque de dos placas tectonicas o el deslizamiento de una sobre otra, origina un terremoto.
El choque de dos placas tectonicas o el deslizamiento de una sobre otra, origina un terremoto.

 

El proceso que explica estos terremotos, conocido como la Teoría del Rebote Elástico puede ser demostrada con una ramita verde o rama. Si sujetas ambos extremos puedes doblarla lentamente. Si rompe, la energía es liberada causando que la rama vibre y produzca ondas de sonido.

 

Quizás el ejemplo más famoso del deslizamiento de las placas sea el de la Falla San Andreas en California. En ese lugar hay dos placas, la Placa Pacífica y la Placa de Norte América. Ambas se mueven en dirección noroeste, pero una de ellas se mueve más rápido que la otra. Cada vez que las dos placas se comprimen la una contra la otra el área de San Francisco se ve sometido a cientos de pequeños terremotos a lo largo del año. Ocasionalmente, como en 1989, se produce un movimiento mucho más grande, activando un terremoto mucho más violento.

 

Los terremotos principales suelen ir precedidos por un periodo de cambio en la actividad. Este período podría estar caracterizado por choques menores y más frecuentes, pudiendo apreciarlo en las rocas ya que empiezan a moverse. A esto se le conoce como temblores iniciales.

 

También puede darse un periodo de choques menos frecuentes, como si temporalmente dos masas de roca quedaran “pegadas”, bloqueándose. Estudios detallados en San Francisco han mostrado que las vías ferroviarias, vallas y otros materiales longitudinales poco a poco se van deformando por la presión que se acumula en las rocas, notándose mucho más cuando se produce un movimiento a lo largo de la falla.

 

Siguiendo al choque principal aparecen otros movimientos, llamados réplicas, que suceden cuando las masas de roca se colocan en sus nuevas posiciones. Estas réplicas causan problemas para los servicios de rescate, derribando edificios ya debilitados por el terremoto principal.

 

Terremotos volcánicos

Los terremotos volcánicos son menos comunes que los tectónicos. Son activados por la explosión de una erupción volcánica. Teniendo en cuenta que no todos los volcanes son propensos a erupciones violentas, y que la mayoría están “en calma” la mayor parte del tiempo, no es sorprendente que se produzcan con menor probabilidad.

 

Cuando un volcán explota, es probable que los efectos de un terremoto se asocien a un área de 10 a 20 millas alrededor de la base, mientras que un terremoto tectónico puede llegar a sentirse en todo el mundo.

 

Al lado derecho podemos apreciar una zona de convergencia de placas y al lado izquierdo una zona de subduccion, ocasionada por un volcan
Al lado derecho podemos apreciar una zona de convergencia de placas y al lado izquierdo una zona de subduccion, ocasionada por un volcan

 

Los volcanes que tienen mayor probabilidad de explotar violentamente son los que producen lava ácida. La lava ácida se enfría y se solidifica rápidamente al entrar en contacto con el aire. Esto tiende taponar la chimenea volcánica y a bloquear aún más el escape de la presión. Por ejemplo, en el caso del Monte Pelee, la lava solidificada bajaría por las laderas del volcán. Pero en lugar de eso se formó una columna de roca sólida en el respiradero del volcán.

 

La única forma de eliminar ese bloqueo es acumulando presión en el interior hasta llegar a un punto en que literalmente explote hacia fuera. A veces puede conducir a una explosión de lado como la del Monte St. Helens.

 

Cuando los niveles de presión aumentan, la explosión puede resultar devastadora, produciendo un terremoto de considerable magnitud. Cuando Krakatoa (Indonesia, entre Java y Sumatra) explosionó en 1883, la explosión se escuchó a más de 5.000 km, en Australia. Las ondas produjeron una serie de tsunamis (ver que es un tsunami), uno de los cuales tenía sobre 36 metros de altura; llevando casas a su paso y apilándolas unas encima de otras. Barrió todas las áreas costeras de Java y Sumatra, matando a 36.000 personas aproximadamente.

 

Por el contrario, los volcanes que producen lava normal rara vez originan un terremoto. La lava fluye libremente desde la abertura y baja por los lados del volcán, liberando presión de manera constante. Como la presión no se acumula, no se producen explosiones violentas.

 

¿Los científicos pueden predecir un terremoto?

No, y es probable que nunca sean capaces de predecirlo. Los científicos han intentado de múltiples maneras predecir los terremotos, pero ninguna ha tenido éxito. Sin lugar a dudas, saben que se producirán más en el futuro, pero no hay manera de saber cuando sucederán.

 

Fuente:

http://www.bgs.ac.uk/discoveringGeology/hazards/earthquakes/whatIs.html

http://www.udc.gal/dep/dtcon/estructuras/ETSAC/Investigacion/Terremotos/QUE_ES.htm

 

Resumen
Un terremoto son los temblores que se producen al chocar dos placas tectónicas. Puede ir precedido de temblores iniciales y también de réplicas posteriores, ambos más débiles que el terremoto principal.

El terremoto puede presentar hasta 4 tipos de ondas diferentes:

  • Las Ondas primaras u ondas P, caracterizadas por deslizarse en el interior de la tierra a través de líquidos y sólidos, siendo de alta frecuencia, onda corta y longitudinales.
  • Las Ondas secundarias u ondas S, caracterizadas por deslizarse en el interior de la tierra a través de sólidos, siendo de alta frecuencia, onda corta y transversales.
  • Las ondas superficiales se dividen en dos. Las ondas R tienen un movimiento elíptico-longitudinal como las olas del mar y una propagación larga. Mientras que las ondas L son más rápidas que las anteriores, pareciéndose a las ondas S del interior de la tierra. Son las ondas más destructivas.

Los terremotos pueden formarse por dos tipos de eventos. Por el choque, deslizamiento o roce de dos placas tectónicas como la Pacífica y la América del Norte en San Francisco o por erupciones volcánicas. Las erupciones volcánicas de lava ácida son las únicas capaces de ocasionar terremotos e incluso tsunamis por lo que son muy peligrosas. Sin embargo, en rara ocasión se producen.

A día de hoy los científicos no saben cómo predecir los terremotos y creen que jamás podrán llegar a saberlo.

 

ARTÍCULOS SIMILARES

0 16147

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta