¿Qué es 802.11ac, y lo necesito?

¿Qué es 802.11ac, y lo necesito?

0 2730

Si has visitado tu local Best Buy últimamente, es posible que hayas notado una nueva clase de routers inalámbricos que están en el tope de la escala de estos productos, decorado con una etiqueta de “802.11ac” en letras llamativas ubicadas al frente de la caja.

¿Pero qué significa 802.11ac? y ¿es realmente necesario para sacarle el máximo provecho a la experiencia en navegación Wi-Fi? Sigue leyendo mientras aclaramos la confusión alrededor de esta enigmática red inalámbrica y te diremos todo lo que necesitas saber acerca de los dispositivos más nuevos que tienen la capacidad de soportarlo.

 

802.11 Explicado

Cuando compras un nuevo router, la primera cuestión que probablemente hayas notado es que no importa qué modelo escojas eventualmente, todos comparten la denotación “802.11 (algo)” en alguna parte de su nombre. Sin profundizar mucho en los detalles técnicos, a lo que tú querrás prestar atención es a la letra que sigue a este número, lo que significa tanto la generación del router como la velocidad máxima que puedes esperar que transmita/reciba entre la estación base y otros dispositivos inalámbricos.

Para ir directo al grano, de lo que hablaremos hoy es del router 802.11n y del 802.11ac. Para empezar, es muy útil saber que la mayoría de los routers fabricados en los últimos cinco años soportan 802.11n, que en su máxima capacidad pueden transferir más de 450Mbits/s, o alrededor de 56 megabytes por segundo.

Por otra parte, el router 802.11ac es un tanto más nuevo, siendo aprobado por el IEEE (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos, por sus siglas en inglés) para consumidores a penas en el 2014. Teóricamente es capaz de alcanzar un máximo de 1.3Gbits por segundo (162.5 MS/s), el rendimiento de un router con “ac” habilitado es más del doble de lo que podrías esperar del más común: el 802.11n.

También es importante notar que a diferencia del 802.11n, el 802.11ac sólo puede transmitir sobre un espectro de 5Ghz. A pesar de que una banda de 2.4 Ghz es mucho más atestada que una de 5Ghz y pueden sufrir de una mayor interferencia, su mayor amplitud de onda permite penetrar paredes a grandes distancias sin perder mucha señal.

Esto significa que si tu router se ubica un número de habitaciones o pisos apartados de tu dispositivo inalámbrico, no sería la mejor selección para tu hogar a pesar de la posibilidad de un mayor rendimiento.

 

Routers 802.11ac: ¿Ya necesito uno?

Debido a que el router 802.11ac sólo fue aprobado para los consumidores muy recientemente, las fábricas de routers a penas han comenzado el proceso de surtir los anaqueles con las plataformas de red inalámbricas que llevan esta nueva marca.

Para saber si un router tiene “ac” habilitado, solamente fijate en el nombre del modelo para aprender todo lo que necesitas saber acerca de la cantidad de potencia que deberías esperar de él. Hasta los momentos, todos los routers 802.11ac tendrán la marca “ac” introducida en alguna parte de su nombre (el Asus RT-AC3200, D-Link AC3200, etc.).

En promedio podrías pagar desde 150 dólares hasta 400 dólares por un router 802.11ac, lo que es un precio alto para los usuarios que sólo pueden tener uno o dos dispositivos en la casa capaces de conectarse en esta banda.

En este momento, el contratiempo de comprar un router 802.11ac es que solamente los dispositivos inalámbricos más actuales siquiera saben cómo decodificar su señal. Por ejemplo, tanto el iPhone 6 y 6s están equipados para manejar una señal de 802.11ac…pero ¿cuándo fue la última vez que te encontraste a ti mismo luchando por el hecho que el 802.11n “sólo” transmite una señal de 56 megabytes por segundo?

El router 802.11ac será grandioso tan pronto todo el mundo en el hogar quiera su propia película 4K en sus laptops o dispositivos de transmisión capaces de manejar esa gran cantidad de ancho de banda, pero hasta entonces, esto luce simplemente como un lujo para aquellos que tienen los equipos más innovadores equipados con lo último en tecnología Wi-Fi.

 

Conclusión

Entonces, ¿de verdad necesitas un router 802.11ac ya? (Probablemente) no. Si tú, de alguna manera, estás transmitiendo videos 4K a tu iPhone a través de un servidor central de multimedia; o tienes una ultrabook que fue lanzada en los últimos seis meses, entonces sí, tus equipos están en la capacidad de recibir una señal “ac” y obviamente tienes suficiente razones para utilizarlos.

Dicho esto, a menos que seas uno de los pocos consumidores afortunados que tienen su hogar líneas de fibra óptica capaces de recibir velocidades de banda ancha por encima de los 150Mbit, tu router b/g/n estándar debería ser capaz de manejar el trabajo de una manera adecuada. Existe una cantidad de routers mucho más económicos que el 802.11ac, que son compatibles tanto con el espectro de 2.4Ghz como con el de 5Ghz, y funciona con casi todas las aplicaciones pesadas actuales (juegos, transmición, descargas) sin sudar la gota gorda.

Nuestra recomendación es que esperes un año o dos mientras el resto de la comunidad de redes inalámbricas se ponen al día con la tendencia que los routers 802.11ac a penas están iniciando. Si posees esa cantidad de dinero disponible como para adquirir routers que lucen como si fueran diseñados por Bruce Wayne, entonces es una inversión que vale la pena hacer como una prueba de lo que viene. Sin embargo, si solamente necesitas algo que provea un buen rendimiento con un precio razonable, aun existen muchos modelos de routers 802.11n allá afuera que podrán hacer el trabajo apropiadamente.

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta