Estas gafas de realidad virtual son mejores que Google Cardboard y además...

Estas gafas de realidad virtual son mejores que Google Cardboard y además hechas en México

0 4490

Se llaman Pizza Virtual y son hechas por egresados de la UNAM y el Politécnico Nacional.

Cuando se habla de realidad virtual se piensa en aparatos como las Oculus Rift, uno de los primeros proyectos destinados a ser utilizados por las masas. Surgieron en 2012 como una iniciativa en Kickstarter, en 2014 fueron comprados por Facebook y su lanzamiento para el usuario final se espera para 2016.

Samsung, Sony y Microsoft son otras de las empresas que se han subido al tren de la realidad virtual. La primera con sus Samsung Gear VR, un casco construido en colaboración con Oculus; Sony con su proyecto Morpheus, un futuro casco de realidad virtual que ya tiene una lista de videojuegos que podrán disfrutarse en su sistema; y Microsoft con sus HoloLens, que pretenden revolucionar el modo en que la realidad virtual se mezclan con la física.

En un negocio tan prometedor Google no podía quedarse atrás. En 2014 lanzó sus gafas de realidad aumentada Google Glass, que fueron meses más tardes retiradas del mercado en espera de un futuro relanzamiento con muchas mejoras. Sin embargo, ese mismo año Google mostró su apuesta por la realidad virtual desde un ángulo diferente: unas gafas hechas de cartón que cualquiera pudiera comprar.

Así nacieron las Google Cardboard, una caja de cartón armable donde puede introducirse el teléfono celular y utilizar su pantalla para sumergirse en la realidad virtual por medio de aplicaciones especialmente diseñadas. En 2015 la empresa lanzó una segunda versión de su producto, que puede comprarse en su sitio web desde $15 dólares más envío a muchos países del mundo –por alguna razón que no comprendo, México no está entre ellos-.

Pizza Virtual, realidad virtual a la mexicana

El material de fabricación permite que sean de varios colores. Foto: José Luis Adriano
El material de fabricación permite que sean de varios colores.
Foto: José Luis Adriano

“El proyecto se llama así porque fue lo único que encontramos de último momento, cajas de pizza”, se adelanta Julio Oliva antes de que le pregunte por qué eligieron ese nombre para su producto. Desarrollado por egresados de la UNAM y el Politécnico Nacional, Pizza Virtual llevó el concepto de Google Cardboard más allá y fabricó unas gafas de plástico EVA, mejor conocido como foami, y les añadió bandas elásticas para que se sostengan solas en la cabeza del usuario.

“El material que utilizó Google es cartón y nosotros usamos plástico EVA, que lo hace mucho más resistente, más bonito y lavable. Queremos que mucha más gente conozca la realidad virtual y conozca las bondades de esta nueva forma de interacción con el mundo digital”, explica el que es uno de sus creadores. El material permite que las Pizzas Virtuales sean de varios colores.

“El visor de realidad virtual más sabroso”

Pizza Virtual
Realidad Virtual a bajo costo.  Foto: José Luis Adriano

La broma del material original de fabricación de las gafas Pizza Virtual se extendió a su concepto. “Si buscas en la Play Store “Pizza Virtual” vas a encontrar nuestra aplicación, donde verás a la Señorita Cara de Pizza bailando alrededor de ti en Italia y tú vas a estar arriba de una pizza”, dice Julio.

Sin embargo, más allá de la –hay que decirlo- apabullante experiencia de descubrirte a ti mismo montando una pizza en Italia, la realidad virtual tiene mucho futuro en ámbitos como la educación y la ciencia, e iniciativas como Pizza Virtual son un primer y económico acercamiento a esta tecnología.

El bajo costo al cual se puede acceder a él y la experiencia que te da de transportarte a otro mundo sin necesidad de usar más que tu teléfono son las principales ventajas de Pizza Virtual”, opina Julio respecto a desarrollos mucho más complejos como Oculus Rift.

“Quizá te ofrezca un poco más Oculus Rift pero te cuesta 800 veces más. Realmente Pizza Virtual es para introducirte, para que conozcas, para mostrarle a tus amigos, un regalo, y Oculus Rift es algo más profesional, pero también eleva mucho su costo. No sólo es tener el Oculus Rift, es tener una computadora que sea capaz de soportar esa plataforma, sumémosle otros $10 mil pesos. Entonces, ya $20 mil pesos por esto que te cuesta $350, no tiene comparación”, concluye.

La magia detrás de la realidad virtual accesible

Pizza Virtual VR gafas de realidad virtual 2
El principio por el que funcionan tanto Pizza Virtual como Google Cardboard es el mismo que utilizaban los viejos estereoscopios. Foto: José Luis Adriano

El concepto sobre el que Google Cardboard se basa es muy simple, y es el mismo que utiliza Pizza Virtual para su creación. “Lo que hace es un sistema de visión muy antiguo para ver imágenes en 3D, fotos en blanco y negro incluso”, explica Julio Oliva. “Lo que las gafas hacen es tomar dos capturas del mismo momento y generar una visión estereoscópica, es decir, de dos canales. Una en cada ojo y eso lo que le da la sensación de profundidad”.

Lo que hacían los estereoscopios antiguos o de juguete es lo mismo que hace un smartphone, pero con tecnología moderna, señala Julio. “El teléfono trackea la imagen a través de su giroscopio integrado, que tiene la sensación de X, Y y Z sobre el espacio y es lo que permite dar la sensación de estar ahí, gracias a la visión estereoscópica”.

De esta forma, se pueden ver a través de Pizza Virtual –y de la aplicación adecuada- fotografías, videos o contenido creado virtualmente en 3D. “Es como entrar a un videojuego”, dice Julio.

Probando una Pizza Virtual

Aquí mi Pizza Virtual en el proceso de armado. José Luis Adriano
Aquí mi Pizza Virtual en el proceso de armado.
José Luis Adriano

La realidad virtual es una cosa muy interesante. Probé una Pizza Virtual con el pensamiento inicial de que no sería lo mismo a usar unas Oculus Rift –que también he podido utilizar- y la verdad es que si bien, efectivamente, no es lo mismo, la experiencia se le acerca bastante. Demasiado bien, si consideramos su precio de $350 pesos -unos $22 dólares-. Realmente logré sentirme dentro del contenido.

Se entrega la Pizza Virtual en una caja con todas sus partes para armarse. Los lentes vienen envueltos y dentro de una bolsa para no rayarse y de las demás piezas deben separarse algunos sobrantes antes de comenzar a armar. El proceso no es nada complicado, aunque algunos usuarios ya se han dado a la tarea de crear videos tutoriales.

Respecto a las aplicaciones VR, Pizza Virtual tiene su propia app, pero en Google Play hay muchas más para aprovechar. La app de Pizza Virtual para iOS no está disponible todavía, pero los usuarios de un iPhone también tienen a su disposición varias aplicaciones de realidad virtual desarrolladas por terceros. Vamos, hasta los usuarios de Windows Phone encontrarán algunas opciones.

Dentro de la Pizza Virtual caben teléfonos con una pantalla de hasta 6 pulgadas, por lo que los Galaxy Note o el iPhone 6 Plus no tendrán inconvenientes para utilizarla. En un extremo hay un agujero para que se puedan conectar los auriculares, muy recomendados para vivir una mejor inmersión en la realidad virtual. Por último, la Pizza Virtual se sujeta a tu cabeza con una banda elástica adaptable, así que no tendrás que mantenerte sosteniendo el dispositivo.

Lo que viene

Las Pizzas Virtuales pronto serán distribuidas en línea y tiendas físicas. Foto: José Luis Adriano
Las Pizzas Virtuales pronto serán distribuidas en línea y tiendas físicas.
Foto: José Luis Adriano

La página de Pizza Virtual será el espacio para comprar online sus gafas de realidad virtual. Justo ahora, el botón de comprar redirige a su cuenta de Twitter. Sus creadores buscan también comercializar su producto en diferentes establecimientos al interior del país, mientras que los asistentes al Jalisco Campus Party 2015 pudieron comprarlas en el evento.

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta