Educación sexual: ¿Cómo se masturban las mujeres?

Educación sexual: ¿Cómo se masturban las mujeres?

0 11926

Masturbación femenina

La masturbación es un término que se asocia generalmente con los hombres, pero no es exclusiva de ellos, las mujeres también lo hacen.

Las mujeres tienen las mismas necesidades que los hombres, solo que a veces se pasan por alto. A pesar de que ellas pueden excitarse de formas diferentes a las de ellos, también encuentran el sexo como liberador.

 

¿Por qué se masturban las mujeres?

Por las mismas razones que los hombres: por placer, porque les ayuda a dormir, a combatir el aburrimiento, a tener sensaciones de tranquilidad y de bienestar y porque simplemente, les apetece.

 

El porcentaje de mujeres que confirman que se masturban no se conozco, ya que todo depende de a quién preguntes, en qué momento, y cuáles sean las leyes o ideologías restrictivas de su país.

 

Beneficios de la masturbación

masturbacionfemenina3

 

Lo que sí es importante saber es que la masturbación es saludable y totalmente normal, por lo que no debe preocuparte si lo haces dos veces al día o dos veces al mes, siempre que tú te sientas feliz con tus experiencias sexuales a nivel personal.

 

Uno de los beneficios más importantes de la masturbación es que aprendes a conocerte a ti misma, a aceptarte y a quererte.

 

Comienzas a explorar tus genitales, tu cuerpo entero y descubres qué zonas te proporcionan mayor placer, aprendiendo cómo acariciarlas. Esto también es beneficioso para tu pareja, o parejas, ya que podrás enseñarle cómo tocar tu piel de forma adecuada, para que sientas placer y bienestar. Esto os ayudará a crecer como personas, mejorando vuestra vida conjunta.

 

4 Pasos para la masturbación femenina

Antes de nada debemos saber que la mayoría de las mujeres (70%) llegan al orgasmo a través del clítoris, por lo que en muchos casos la práctica de la masturbación se centrará en esta zona. No obstante, no suelen dirigir directamente sus manos hacia su vulva, como suelen hacer algunos hombres, si no que necesitan una serie de pasos previos antes de la pasar a la acción.

 

1. Inspiración erótica

El deseo femenino necesita ser estimulado por la imaginación, la lectura, una película o por otro tipo de medio, antes de comenzar a elevarse. Este contenido puede ser insinuante o relativamente explícito.

masturbacionfemenina2

 

A muchas mujeres les gusta cerrar los ojos e imaginarse diferentes escenas eróticas que les provocan el aumento del deseo, también puede surgirles de casualidad cuando están viendo una serie, o leyendo el capítulo de un libro erótico. Cuando la inspiración comience a fluir será el momento de seguir adelante.

 

2. Acaricia todo el cuerpo

A medida que comiences a sentir la excitación por tu piel, comienza a acariciarla, lentamente, recorriendo diferentes partes de tu cuerpo: pelo, cara, labios, pechos, el comienzo de tu abdomen, los labios mayores de tu vulva… A medida que realizas este proceso las propias sensaciones te dirán qué parte tocar, de qué forma y con qué intensidad.

 

Para algunas mujeres el cuero cabelludo es una zona muy erógena, para otras el cuello, otras los pezones, las costillas, los pies… Cada mujer es un mundo, por lo que cada cual deberá descubrir qué zonas le gustan más que le acaricien, toquen o chupen.

 

3. Céntrate en tus sensaciones

A medida que tu excitación aumente, tu cuerpo y tus sensaciones irán pidiendo que te acerques cada vez más a la zona que te hará llegar al orgasmo. De igual forma la intensidad del contacto también será más alta y tu respiración comenzará a agitarse.

 

Debes centrarte en el momento del “aquí y ahora” dejando que tu piel responda como le apetezca. Tómate el tiempo que necesites antes de dar el último paso.

 

4. Clímax

Algunas mujeres son capaces de llegar al orgasmo a través de la estimulación de sus pezones, de su cuello, de sus pies, o del sexo anal. Sin embargo, la realidad es que la mayoría disfrutan acariciándose una zona muy sensible, equivalente al pene masculino: el clítoris.

masturbacionfemenina5

 

El clítoris cuenta con más de 8.000 terminaciones nerviosas que se expanden desde la punta que se ve hasta la entrada de la vagina, por debajo de los labios menores.

 

Las mujeres suelen estimular esta zona dependiendo de su sensibilidad, por lo que hay que tener cuidado. Si tienes una sensibilidad baja, podrás tocarlo directamente, mientras que si tienes una sensibilidad muy alta deberás realizar círculos a su alrededor para masturbarlo.

 

Sin embargo, también puedes estimular el interior de la vagina de forma conjunta con el clítoris, o separada. La zona anterior de la vagina, dirigida hacia la uretra, cuenta con muchas terminaciones nerviosas, por lo que suele ser otra zona erógena para llegar al clímax.

 

No obstante, como siempre decimos los sexólogos: cada persona es única, por lo que esto que estoy contando no tiene por qué ser una realidad para todas. Cada mujer debe explorar su sexualidad de manera autónoma y plena, para averiguar qué es lo que le provoca mayor placer y bienestar.

 

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta