¿Qué es el budismo y la meditación budista? ¡Claves más importantes!

¿Qué es el budismo y la meditación budista? ¡Claves más importantes!

0 1109

Definición principal

“El budismo es un sistema religioso y filosófico cuyo origen se sitúa en las enseñanzas de Buda (siglo VI antes de Cristo). Se centra en alcanzar el nirvana a través de la contemplación, la quietud, la austeridad y la disciplina moral. Cree en la reencarnación de los seres vivos.”

 

Meditación budista

La meditación budista es una forma de concentración mental que permite en última instancia la iluminación y libertad espiritual. La meditación ocupa un lugar central en todas las formas del budismo, pero cuenta con diferentes formas de desarrollo dependiendo de la tradición budista en la que nos encontremos.

 

Hay dos tipos principales de meditación budista: vipassana (insight – intuición) y samatha (tranquilidad). A menudo se utilizan de forma combinada o se utiliza una antes de la otra (normalmente vipassana seguida de samatha). En China y en Japón, una escuela entera de budismo se desarrolla alrededor de la práctica de la meditación sentada: Ch’an o Budismo Zen.

 

La propuesta básica de samatha o meditación tranquila es mantener la mente en calma e intentar concentrarse. El objetivo de la concentración (kammatthana) es menos importante que la habilidad de la concentración por sí misma, variando de un individuo a otro y de una situación a otra.

 

Meditación-tranquilidad (Samatha)

La meditacion tranquila es buena para relajar el cuerpo y la mente
La meditacion tranquila es buena para relajar el cuerpo y la mente

 

El objetivo de la meditación samatha es progresar a lo largo de cuatro estadios (dhyanas):

  • Separación con el mundo externo y el desarrollo de una conciencia de alegría y tranquilidad;
  • Concentración, con supresión del razonamiento y de la investigación;
  • El distanciamiento de la alegría, pero con una sensación de tranquilidad permanente;
  • El dejar atrás también la tranquilidad, dando lugar a un estado de ecuanimidad pura y auto-posesión.

 

Meditación-intuición (Vipassana)

Muchas de las habilidades aprendidas en la meditación de tranquilidad pueden ser aplicadas en la meditación de intuición o insight, pero el objetivo final es diferente. Como su nombre sugiere, la propuesta de meditación de intuición es darse cuenta de las verdades importantes. Especialmente, la persona que practica vipassana tiene la esperanza de darse cuenta de las verdades de la impermanencia, el sufrimiento y el “no-yo”.

 

Por supuesto, estas doctrinas ya son conocidas por cualquier budista. Después de todo, son las enseñanzas centrales de Buddha. Pero con el objetivo de ocasionar la liberación, él o ella debe aprender personalmente y comprender la realidad de estas importantes verdades. El simple conocimiento de las doctrinas budistas no es suficiente.

La meditación centrada en la intuición ayuda a que nos demos cuentas de nuevas cosas
La meditación centrada en la intuición ayuda a que nos demos cuentas de nuevas cosas

 

Debido a que la meditación vipassana por si sola produce una comprensión hacia la liberación que toma lugar, es considerada superior a la meditación de la tranquilidad. También se considera la forma primaria de meditación, practicada por el Budismo Theravada.

 

La práctica de la meditación vipassana se centra en la noción del mindfulness. El mindfulness está relacionado con, pero de diferente forma, la concentración. Cuando una persona está concentrada, su foco está puesto en el objeto de concentración de una forma casi similar al trance – como cuando pone la atención en un reloj, en la propia respiración, o en un programa de televisión.

 

Pero ser consciente de algo es pensar en ello y observarlo, detenidamente. No es solo focalizarse en un programa de televisión, es también comprender su contenido. No se centra en observar simplemente la respiración, si no en pensar a qué se parece e intentar aprender algo acerca de ello.

 

Claves para la meditación budista

Las claves para la meditación deben tenerse en cuenta para conseguir la máxima concentración
Las claves para la meditación deben tenerse en cuenta para conseguir la máxima concentración

 

Antes de comenzar la meditación, necesitamos cuidar una serie de aspectos principales:

  • Contar con un lugar tranquilo (la utilización de música es bueno para relajarse, pero no realmente para meditar), donde apagaremos el ordenador, el teléfono móvil o cualquier distracción que pueda haber.
  • Asegurarnos de que no estamos demasiado cansados, se considera que la mejor hora es la primera de la mañana.
  • Siéntate cómodo; la mayoría de personas utilizan un cojín debajo de ellos, y una temperatura que no sea demasiado frío ni demasiado caliente.
  • Utiliza ropa cómoda y flexible.
  • Intenta crear una continuidad en el tiempo y en el lugar para habituarte a las circunstancias de la meditación.

 

El cuerpo:

El cuerpo es la herramienta principal para la meditación
El cuerpo es la herramienta principal para la meditación

 

  • Intenta mantener la espalda recta, la postura en la que medites es esencial.
  • Intenta estar relajado y cómodo físicamente, y evita moverte demasiado.
  • Mantén la cabeza recta, los dientes ligeramente separados, y la lengua rozando el paladar.
  • Los ojos es mejor que los mantengas medio cerrados, pero cuando comienzas a meditar es mejor que los cierres completamente.
  • Los hombros deben estar relajados y las manos una encima de la otra o en cada lado de las rodillas.
  • Las piernas pueden estar en la posición de loto, aunque puedes cruzarlas sentado en el suelo.
  • Intenta respirar con el vientre y no con el pecho.
  • Recuerda siempre que la postura debe mejorar la meditación, no ser un obstáculo. Buddha enseñó a través de una de sus disciplinas a meditar sobre la espalda a aquellas personas que tenían problemas. Posteriormente, pudieron progresar hacia la postura de sentado. No obstante, esta postura no es recomendable para todo el mundo, ya que muchas personas pueden quedar dormidas

 

La mente:

  • Siéntete relajado, pero al mismo tiempo despierto y atento; encontrar el equilibrio no siempre es fácil.
  • Sé un observador cuidadoso de tu propia mente y de tus pensamientos; a veces esto se conoce como “el pequeño espía interior

 

Fuentes:

http://www.introduccionalbudismo.com/ejercicio-de-meditacion.php

http://budismo-valencia.com/meditacion/meditacion-clase-virtual

 

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario