¿Es importante la presencia de una figura paterna en el desarrollo de...

¿Es importante la presencia de una figura paterna en el desarrollo de un niño?

0 2551
importancia de la presencia de un padre en el desarrollo de un niño

Importancia del amor de un padre: el rol que juegan los padres en el desarrollo de un niño

La mayoría de nosotros pensamos en nuestras madres cuando nos piden pensar en una figura parental. Incluso hoy en día, donde los padres modernos toman buena parte de la responsabilidad de criar a sus hijos, muchos niños prefieren a sus madres debido al lazo físico que han compartido desde el nacimiento. Pero es importante recordar que los padres son tan importantes para el crecimiento físico, emocional e intelectual de un niño como las madres. Si no lo crees, la ciencia lo prueba.

Una historia de padres

Por siglos, el hombre de la casa era el proveedor y el que sostiene a la familia, mientras que las madres – equipadas con una habilidad biológica para criar – tomaron el rol de “cuidadoras”. Como resultado, era la madre (u otra figura materna como la abuela, enfermera o niñera) quien estaba allí para sus niños todo el día, quienes calmaban sus lloros y quienes los llevaban a dormir. Era la madre quien proveía la mayor parte del apoyo emocional y físico – abrazos, besos, caricias – que todo niño necesita para un crecimiento saludable.

Por buena parte de la historia, especialmente durante la era industrial, los padres fueron relegados al rol proveedores a distancia.

Hasta los años 1960 y 70, los hombres y las mujeres, tenían roles claros y definidos cuando se trataba del trabajo, el hogar, y los niños. Todo eso cambió cuando más mujeres comenzaron a trabajar y a ganar poder adicional e independencia financiera. Hoy en día, la noción del padre que se queda en casa es casi tan popular como el de la mujer, ya que más madres han comenzado a nivelarse en roles simultáneos de proveedora y cuidadora. Esto ha volcado un poco el rol del hombre en una familia, a menudo dejándolo en un lugar de confusión.

“El incremento del poder financiero femenino hizo que el soporte financiero del padre sea menos necesario para algunas familias”, nota la Asociación Psicológica Americana (APA). “En tándem con la creciente autonomía de las mujeres, tendencias como la fertilidad en declive, índices de divorcios en incremento, y el nacimiento de niños por fuera del matrimonio han resultado en una transición de roles tradicionales a roles múltiples indefinidos para muchos padres”.

Las dinámicas familiares también han cambiado debido al hecho de que “dos padres (hombre y mujer)” se ha vuelto menos común. Como resultado, aproximadamente uno de cada tres niños viven sin sus padres. Aun así, la APA nota que los padres que están cerca están más comprometidos en el cuidado familiar que nunca antes. En pocas palabras, los investigadores concluyen que los padres son tan importantes para el desarrollo de un niño como lo son las madres, y por razones totalmente diferentes. Como lo dijo el Dr. David Popenoe, un profesor de sociología y autor de Familias sin Padres, “los padres son más que un ‘segundo adulto’ en el hogar”.

la importancia de un padre en el desarrollo de un niño
A lo largo de la historia, los padres a menudo fueron vistos como proveedores distantes, mientras que las madres hacían todo el cuidado, pero hoy en día los padres tienen un rol mucho más importante en la familia.
Los niños con buenos padres son más intelectuales

La investigación ha mostrado que los padres – o la ausencia de padres – son tan importantes como las madres en el desarrollo de un niño. En una revisión de varios estudios acerca del rol de los padres en el desarrollo de un niño, los investigadores encontraron evidencia consistente de que los niños con padres involucrados mostraron más competencia cognitiva y éxito educacional que aquellos que no tenían una figura paterna en sus vidas, y también tendieron a disfrutar más de la escuela y a formar parte de más actividades extracurriculares.

Los niños con buenos padres tienen menos problemas de comportamiento y emocionales

Con los años, investigaciones han mostrado que los niños con buenos padres tienden más a crecer sin agresión, sin baja autoestima, o sin problemas de comportamiento. La presencia de un padre ha sido vinculada con una mayor resistencia al estrés y a la frustración, así como también con mejores habilidades para solucionar problemas y para adaptarse. Los niños que crecen con un padre son menos propensos a desarrollar problemas de abuso de sustancias o de volverse encarcelados en la adultez.

Los niños que crecen con la presencia de un padre han mostrado tener un menor riesgo a la depresión.

Los padres tienen un impacto en las relaciones futuras de sus niños

Un padre actúa para dar ejemplo a sus niños, y la manera en que trata a la madre del niño impactará al niño más tarde en la vida. Investigaciones han mostrado que los chicos cuyos padres exhibieron respecto hacia sus esposas tendieron menos a mostrar agresión a las mujeres en el futuro, y las chicas tendieron menos a mantener relaciones violentas o dañinas con otros hombres.

La ausencia paternal tiene su costo

Cuando hablamos de la importancia de los padres, quizás se aclare más cuando echamos un vistazo a lo que pasa cuando no los padres no están allí. Desde el punto de vista económico, los niños sin padres tienden más a ser pobres; datos del 2011 encontraron que el 12% de los niños en familias con parejas casadas estaban viviendo en la pobreza, comparados al 44% de los niños que vivían en familias con solo una figura materna.

Para las niñas, la carencia de una figura paterna ha sido correlacionada con un mayor riesgo de embarazo precoz o de casarse antes de terminar la etapa educacional. Los padres actúan como protectores tanto física como emocionalmente; como la figura tradicionalmente fuerte en la familia, ellos pueden actuar como barreras a cualquier cosa como el bullying o el abuso infantil.

De acuerdo a un estudio del 2009 usando datos del Estudio de Familias Frágiles y Bienestar Infantil, los niños sin sus padres biológicos tendieron más a ser abusados o rechazados, a menudo por el padre no-biológico o por el hombre que salía con su madre. Cuando un padre biológico está cerca, los niños tienden más a estar protegidos.

Quizás todo se resuma al hecho de que los niños simplemente necesitan a sus padres, porque los padres pueden proveerle de cosas totalmente diferentes a las madres. En una entrevista con Kyle Pruett, un psiquiatra de Yale que ha estudiado paternidad, nota que existe “un hambre interno que los niños tienen de la experiencia de un padre. Si los niños no tienen un padre biológico disponible, ellos buscan esta figura en otros hombres en sus vidas”. Los padres ayudan significantemente en el desarrollo social, emocional, e intelectual de sus niños.

Fuente/Relacionado:

Rol De Los Padres En El Desarrollo del Niño

ARTÍCULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario