¿Se puede tener relaciones embarazada?

¿Se puede tener relaciones embarazada?

0 2167

 

Durante el embarazo es muy normal que a la mayoría de mujeres les surjan dudas sobre sus relaciones sexuales. Sin embargo, eso no debe preocuparos, ya que existen respuestas adecuadas para todo tipo de persona. A continuación, presento las más comunes:

 

¿Es seguro tener relaciones durante el embarazo?

La mayoría de mujeres suelen tener un embarazo normal, por lo que continúan teniendo relaciones sexuales hasta que rompen aguas o comienzan la preparación del parto. No obstante, hay que saber que existen algunas circunstancias que pueden modificar tu actividad o abstenerte del sexo. Para esto es conveniente que consultes con tu matrona o tu médico de confianza, ya que ellos sabrán si puedes tener o desarrollar alguna complicación. Si tienes dudas, pregunta.

 

¿Tener sexo durante el embarazo puede dañar al bebé?

No, un bebé no se puede dañar cuando la mujer está embarazada y mantiene relaciones con su pareja. El saco amniótico y los músculos del útero lo protegen, mientras que el tapón de moco espeso que sella el cuello del útero ayuda a que no contraiga una infección. Durante la relación sexual el pene no va más allá de la vagina, por lo que no alcanza al bebé.

 

¿Tener sexo puede provocar el parto?

Tener relaciones sexuales no tiene por qué tener ninguna repercusión en el parto ni en el bebé
Tener relaciones sexuales no tiene por qué tener ninguna repercusión en el parto ni en el bebé

 

No, si tienes un embarazo normal con un nivel bajo de riesgo. La estimulación sexual o el orgasmo no pueden comenzar un parto o causar un aborto espontáneo. A pesar de que el orgasmo pueda causar ligeras contracciones uterinas, generalmente son temporales e inofensivas.

 

¿El sexo se sentirá diferente si estás embarazada?

Muchas mujeres informan que las sensaciones en el sexo durante su embarazo son diferentes. Algunas lo encuentran más placentero, al menos a veces. Mientras que otras lo encuentran menos, durante o parte o todo el embarazo.

 

El incremento del riego sanguíneo en la zona pélvica puede causar congestión en los genitales. Esta sensación mayor puede tener como resultado un placer añadido durante el sexo. Incluso podrías tener mayor flujo vaginal o suavidad, lo que también añadiría un plus de bienestar.

 

Por otro lado, estos cambios podrían no gustarte e incluso la congestión en los genitales podría aportarte una sensación de hinchazón o plenitud, poco cómoda. E, incluso podrías sentir calambres abdominales suaves o contracciones durante o inmediatamente después de la relación sexual o el orgasmo.

 

Particularmente durante el primer trimestre puedes sentir un hormigueo en el pecho, ya que está más sensible al contacto. Algunas mujeres se excitan con esta sensibilidad tan alta, otras, al contrario (y algunas prefieren que ni se les rocen los pechos).

 

Permite que tu pareja sepa qué es lo que no te gusta o con lo que no te sientes a gusto, incluso si es algo que solíais hacer. Considerar otras actividades eróticas, que pueden tener como objetivo daros placer mutuo, sexo oral, o masturbación. Experimentar y realizar ajustes es fundamental para que las relaciones sexuales sean relajantes y placenteras para los dos.

 

Recordad que dentro de una relación sexual lo importante es la erótica tipo paseo: acariciaros, besaros, disfrutad de cada centímetro de la piel… y no la erótica tipo finalista: centrada en el coito (pene-vagina) y nada más.

 

Tienes menos deseo sexual desde que estás embarazada. ¿Es normal?

Hay un amplio rango de experiencias individuales relacionadas con el deseo sexual durante el embarazo. Algunas mujeres tienen la libido más elevada, mientras que otras se encuentran menos interesadas en el sexo. Pueden sentir cómo su apetito sexual fluctúa, quizás dependiendo de cómo se estén sintiendo tanto física como emocionalmente.

El deseo sexual puede verse afectado por las náuseas o complicaciones del embarazo
El deseo sexual puede verse afectado por las náuseas o complicaciones del embarazo

 

Podrías sentirte demasiado cansada, temperamental o con náuseas, especialmente en el primer trimestre. No es raro sentirse superada por los cambios físicos y emocionales por los que estás pasando. No obstante, una vez pasada esta etapa seguramente recobres tu libido habitual.

 

¿Afectará el embarazo al deseo sexual de tu pareja?

La mayoría de parejas encuentran a su mujer embarazada tan atractiva como siempre o incluso más. No obstante, hay que tener en cuenta que puede sufrir ansiedad o preocupación ante el hecho de ser padre, por lo que a veces su deseo sexual puede verse perjudicado.

 

Normalmente si el deseo disminuye es porque tiene miedo de herir al bebé durante la relación sexual. Seguramente necesite apoyo y aseguramiento, por lo que deberás estar tú también para él, además de él para ti. En una pareja el cuidado de ambas partes es esencial para prosperar hacia un futuro juntos.

 

¿Cuáles son las posturas sexuales más cómodas durante el embarazo?

Podrías experimentar la incomodidad de algunas posturas a medida que el bebé va creciendo dentro de ti. Por lo que encontrar una posición adecuada a veces se puede convertir más en un desafío que va creciendo, que en un placer.

 

Por ejemplo, la postura del misionero (él encima) se vuelve extremadamente difícil a medida que el embarazo avanza. Así que las mejores posiciones son la mujer encima, los dos de lado y de espaldas a su pareja para que no interfiera el vientre en la relación.

 

SIN COMENTARIOS

Deja una Respuesta