Eyaculación precoz, claves para solucionarlo en pareja

Eyaculación precoz, claves para solucionarlo en pareja

0 742
Comencemos por el principio, ¿qué se considera eyaculación precoz?

 

La eyaculación precoz es conocida como la falta de control en la eyaculación, la cual puede suceder antes o poco después de la penetración sexual. Esto sucede con la mínima estimulación y antes de que la persona lo desee.

 

No obstante, debo aclarar que la eyaculación precoz suele aparecer en una relación sexual con una mujer, y normalmente, en una penetración pene-vagina. Por lo tanto, las parejas homosexuales, y las parejas heterosexuales no se suelen “quejar” por la eyaculación rápida en ninguna de las otras prácticas sexuales (sexo oral, anal, masturbación manual). ¿A qué se debe esto?

 

Esto se debe a que la cultura de nuestra sociedad ha puesto un gran peso en el hombre. Ha transmitido que el hombre debe durar mucho tiempo al penetrar a una mujer y que de esta forma ella disfrutará más. Pero, ¿sabéis un pequeño secreto?

 

Solamente el 30% de las mujeres disfrutan con la penetración vaginal, mientras que el 70% alcanzan el orgasmo a través del clítoris.

 

Así que quizá debamos dejar de focalizar la atención tanto en el coito (penetración pene-vagina) y más en otras prácticas eróticas, ¡que hay muchas! Además, ¿alguien ha oído hablar de la eyaculación precoz en mujeres? ¿o del orgasmo precoz femenino? Debemos cambiar el planteamiento de la sexualidad, por eso los sexólogos tenemos un largo camino por delante.

 

¿Qué suele causar la eyaculación precoz?

¡Sorpresa! Los científicos no han hallado una causa clara para este tipo de “trastorno”. Una vez descartados problemas físicos, intervenciones quirúrgicas o medicamentos, suele creerse que se debe al estrés, la ansiedad, la culpabilidad o la depresión.
El estrés y la ansiedad recurrente suelen ser claras causas de la eyaculación precoz
El estrés y la ansiedad recurrente suelen ser claras causas de la eyaculación precoz

 

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la propia masturbación acelerada por “el acabar cuanto antes” y alcanzar el orgasmo, también repercute en su duración.

 

Por lo tanto, hay que tener muy en cuenta las causas psicológicas, ya que el hombre puede estar repitiendo mensajes culpabilizantes, que terminarán aumentando su ansiedad y perjudicando más su situación, en lugar de ayudarlo. Mensajes de este estilo son “no voy a ser capaz”, “tengo que aguantar para que disfrute”, “espero que se lo pase bien”.

 

Si bien, la relación sexual es de dos (o más) y no de uno (a no ser que hablemos de masturbación), por lo que el peso NO debe recaer en una de las dos partes. Son varios los participantes, así que el juego es compartido.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Suele decirse que el principal síntoma es el no controlar la eyaculación, y que esta se produzca antes de lo que se desee, o que no “dure el tiempo adecuado”. Otra idea que debo aclarar es que NO hay tiempo establecido para las relaciones sexuales.

Se considera el principal síntoma de la eyaculación precoz, la falta de control y el tiempo
Se considera el principal síntoma de la eyaculación precoz, la falta de control

 

Todos los participantes del encuentro sexual deben disfrutar de forma plena y saludable (utilizando preservativos), realizando las prácticas eróticas que consideren oportunas, durante el tiempo que quieran. Recordad que el mayor órgano del cuerpo es la piel, por lo que se puede jugar con cada centímetro del cuerpo sin necesidad de focalizarnos siempre únicamente en los genitales.

 

Tratamiento

El consultante debe acudir a consulta de un sexólogo siempre que considere que le repercute en su vida diaria
El consultante debe acudir a consulta de un sexólogo siempre que considere que le repercute en su vida diaria

 

En muchos casos la eyaculación precoz suele mejorar a lo largo del tiempo. No obstante, si sigue causando mucha ansiedad y la persona no se siente a gusto consigo misma, es conveniente que acuda a un sexólogo cuanto antes para que le ayude con su situación. Como profesionales, debemos estudiar cada caso particular para evaluar qué tipo de tratamiento es el más adecuado, y poder así realizar la terapia adecuada a cada consultante.

 

Hay que tener en cuenta que el consumo de tabaco, alcohol u otro tipo de drogas, puede perjudicar seriamente en el control de la eyaculación e incluso de la erección.

 

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario